PIDEE

Declaración Pública

El caso de la adolescente Ámbar nos ha remecido como sociedad, aparecen muchas voces condenatorias, sin embargo, debemos tener en cuenta que, en Chile aún no tenemos una Ley que garantice los Derechos de niños, niñas y adolescentes.

Es importante decir que el Estado de Chile tiene una deuda histórica con la niñez, ya que, a 30 años de la ratificación de la Convención de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes, aún el país no cuenta con un marco jurídico institucional que permita tener un Sistema de protección para todas y todos.

Se debe tener una Ley marco que sea garante de derechos y sea la que rija sobre el nuevo Servicio de Protección, que reemplazará al Sename, para que sea una guía sobre cómo debe actuar este servicio para proveer condiciones en las que se promueva el bien superior de la niñez.

Durante este último periodo se ha puesto énfasis en hablar de Derechos y Deberes de la infancia, pero cuando dialogamos sobre los derechos humanos, debemos tener claro que estos son inherentes a la calidad de ser humano y que no se pueden transar, esto implica pasar de considerar a niños, niñas y adolescentes como objetos de protección a sujetos de Derecho.

Para que no existan otros casos como el del Ámbar es imprescindible tener un sistema claro y adecuado que garantice los derechos de niñas, niños y adolescentes, que los proteja ante estas y otras vulneraciones y que, contemple la perspectiva de género en el caso de los femicidios en nuestro país.

 Equipo Fundación de Protección a la Infancia Dañada por los Estados de Emergencia, PIDEE

 

Mariana Cáceres