Gobierno entrega balance por proceso de regularización migratoria

El mandatario declaró que, a dos semanas de iniciado el proceso, 72.262 extranjeros han asistido a regularizar su situación en los centros habilitados. El Presidente Piñera señaló que se trata de un proceso “exitoso” y “masivo”: “Estamos teniendo una migración mucho más segura, legal, ordenada”, aseguró.

Corrían comienzos de abril y Sebastián Piñera anunciaba con bombos y platillos la nueva reforma migratoria del gobierno. La normativa pretendía regularizar la situación de todos los migrantes que no contaran con antecedentes penales y que hubiesen llegado antes del 9 de abril al territorio nacional. “Esta realidad de migración poco ordenada y poco regular no beneficia a nadie”, criticó. “Llegó el momento de poner orden en esta casa”, agregó.

La reforma pretendía implementar tres tipos de visa nuevos a partir de agosto de 2018. En primer lugar estaba la Visa Temporaria de Oportunidades, un documento que se solicitará fuera de Chile por 12 meses, prorrogable una vez y que abrirá la posibilidad de una residencia definitiva. El segundo decreto ratifica la entrega de una Visa Temporaria llamada “de Orientación Internacional” que se destinará a los extranjeros que cuenten con un posgrado en las universidades extranjeras de prestigio. La tercera visa es la de “Orientación Nacional”, pero en este caso se dirigirá a extranjeros que hayan cursado posgrados en universidades chilenas acreditadas con pretensiones de trabajar en Chile. El documento se solicitará en nuestro país y contará con la misma prorroga y posibilidad de residencia definitiva que las otras dos.

Luego de realizado el trámite de registro, deberán presentar un certificado de antecedentes, documento que será trascendental para la eventual entrega de la visa temporaria con vigencia de un año.

Hoy, a dos semanas de su inicio, el Presidente Sebastián Piñera entregó su balance. Al día de hoy, según señaló el mandatario, se han registrado un total de 77.262 extranjeros de forma oficial. La cifra se desglosa entre 28 mil haitianos, 14 mil venezolanos, 11 mil peruanos y 8 mil colombianos, 5 mil bolivianos, 5 mil dominicanos, 3 mil cubanos y mil ecuatorianos, entre otros. El Presidente Piñera señaló que se trata de un proceso “exitoso” y “masivo”: “Estamos teniendo una migración mucho más segura, legal, ordenada”, aseguró. “Hemos puesto orden en la casa”, agregó.

El Jefe de Estado detalló que “la entrada de personas a nuestro país ha disminuido de forma muy significativa. Muchos entraban con visa de turista con el objetivo de quedarse en Chile y otros lo hacían cruzando de forma ilegal nuestras fronteras”.

La reforma despertó diversas reacciones. El Movimiento de Acción Migrante (MAM) planteó sus dudas en una declaración pública en la que sostenían que les parecía ” arbitrario que el acceso a la seguridad social y beneficios de cargo fiscal, sólo puedan ejercerse luego de dos años de residencia en el país”. “La imposición de visas consulares solo genera un flujo más inseguro y nuevas vías de ingreso irregular al territorio. El 2012 se impuso la visa consular a ciudadanos de República Dominicana y generó el aumento en un 4550% (2012 – 2016) en ingresos por pasos no habilitados de estas personas, generando un incentivo para las redes de tráfico”, agregaban.

En conversación con este medio, Eduardo Cardoza, Director Ejecutivo del MAM fue crítico con el balance de Piñera, el que calificó de adelantado: “Es un balance muy adelantado y es comunicacionalmente para la galería. Los 77 mil han comenzado a  registrarse, pero el proceso de regularización comienza en julio. Estas personas tienen violado en este momento su derecho a trabajo, entonces no se sabe cómo van a comer en este periodo de tiempo mientras le dan la respuesta. Los están obligando a trabajar en situación irregular. Es gente que tiene la voluntad de regularizarse, porque no se sienten bien estando en la irregularidad.  No podemos transformar a las personas en cifras”.

El dirigente además mostró sus reparos con la declaración en la que el Presidente señala la disminución de ingreso migrante al país. “Eso no es medible. No lo sabe nadie. no sé de dónde lo sacó”. “Que se siga vinculando ‘ordenar la casa’ con las personas que vienen a aportar. Si se saben los índices de delincuencia, esto llama a reforzar ciertas ideas que lo único que hacen es generar desintegración y que le hacen daño a la comunidad. El 99,5% de las personas que ingresan al país vienen a trabajar y a aportar al país”.

Los extranjeros que entraron por pasos no autorizados tienen un plazo de entre el 23 de abril y el 23 de mayo para realizar presencialmente la inscripción y obtener el formulario de regularización, mientras que los extranjeros con permiso de turismo tienen hasta el 22 de junio para el trámite de registro.

Fuente: Radio Universidad de Chile

No Comments Yet.

Deja un comentario