Masiva llegada de migrantes a frontera mexicana en medio de llamados a “solución humanitaria”

En México, el Instituto Nacional de Migración (Inami) atendió durante este sábado más de 600 solicitudes de integrantes de la caravana de migrantes. Entre ellos, en su mayoría hondureños, se agruparon en la frontera con Guatemala.

Miles de migrantes de HondurasEl Salvador y Guatemala con destino a Estados Unidos rompieron el pasado viernes la valla fronteriza y comenzaron a cruzar desde Guatemala hacia México.

Finalmente México abrió su frontera a grupos de mujeres y niños de la caravana, que serán registrados por los servicios migratorios y trasladados a un albergue en la ciudad de Tapalucha, situada a unos 40 kilómetros de Ciudad Hidalgo.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, calificó el incidente en su frontera como “una situación inédita” y advirtió que su país no permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular y “mucho menos de forma violenta”.

El éxodo ha sido fuertemente criticado por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha amenazado a Guatemala, Honduras y El Salvador con quitarles la ayuda financiera si no contienen la migración ilegal.

Durante un mensaje difundido en la red social Twitter, Peña Nieto ratificó que cualquier persona puede entrar en el territorio del país, siempre y cuando posea “documentos de viaje y una visa concedida por México”, así como solicitar de manera individual el reconocimiento como refugiado.

“Para esta labor se solicitó formalmente el apoyo de la ONU. En estos términos inició el ingreso ordenado a nuestro país de decenas de personas que son atendidas por el Instituto Nacional de Migración detalló  el mandatario.

El agotador avance de la caravana

Durante el trayecto desde su país hasta la frontera entre Guatemala y México, los hondureños han pasado por largas jornadas de caminata bajo el intenso sol y torrenciales lluvias.

El cansancio es evidente entre los migrantes que han encontrado solidaridad en la población guatemalteca que les brindado alimentos, agua y refugio en albergues, muchos de estos improvisados.

Ante el drama, el sacerdote mexicano Alejandro Solalinde, defensor de migrantes sin documentos, repudió la actitud del gobierno mexicano de cerrar la frontera e hizo un llamado para atender urgentemente a los hondureños varados.

“Repudio enérgicamente la represión que el gobierno de (el presidente Enrique) Peña Nieto está ejerciendo sobre la población migrante hondureña que viene huyendo de la violencia y la miseria. Exijo al gobierno que respete los derechos humanos de los migrantes”, indicó Solalinde en redes sociales.

Según informa Radio Francia Internacional, los hondureños salieron en caravana hace una semana de la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras.

Se estima que más de 4.000 atendieron el llamado y en los siguientes días atravesaron Guatemala caminando y subiendo a camiones, pickups y cualquier vehículo que detuviera la marcha al verlos en la carretera.

La mayoría culpa al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, de no acabar con los problemas sociales que llevan a la migración. Hernández anunció en tanto en su cuenta de Twitter que habló con su par guatemalteco, Jimmy Morales, para coordinar el envío de autobuses para que los migrantes que quieran regresar a Honduras lo puedan hacer. Ambos mandatarios se reunieron este sábado en Guatemala para atender la situación.

“Solicité autorización para contratar el transporte terrestre para los que desean retornar y puente aéreo en los casos especiales de mujeres, niños, adultos mayores y enfermos. Seguiremos con este operativo el tiempo que sea necesario”, señaló el gobernante hondureño, pese a que los migrantes insisten en que no regresarán a su país.

Ver noticia completa: https://radio.uchile.cl/2018/10/21/caravana-de-migrantes-llega-a-mexico-en-medio-de-llamados-a-solucion-humanitaria/

Fuente: Radio Universidad de Chile

No Comments Yet.

Deja un comentario